logo

Cómo lavar las fresas

Cómo lavar las fresas
Las fresas son deliciosas y sus propiedades nutritivas impresionantes, tienen vitamina C, fibra, son diuréticas, ricas en ácido fólico, fortalecen los huesos, combaten la anemia, etc., etc., etc.  Sin embargo, las fresas tienden a traer bacterias por lo que es necesario lavarlas y desinfectarlas, y aquí es donde empiezan los problemas… ¿Cómo lavarlas y desinfectarlas sin que se ablanden, deformen, rompan y pierdan todo su encanto?

Les compartimos algunos secretos utilizados por los mejores chefs del mundo:

*Al comprar las fresas, es mejor elegirlas individualmente, ya que cuando están empaquetadas es difícil verificar que no tengan áreas pulposas, oxidadas, maltratadas o incluso hongos.

Las fresas deben ser de un rojo intenso, de consistencia firme y con sus hojas en perfecto estado.

*Lo mejor es lavar las fresas hasta el momento de utilizarlas.

*Lava cada fresa, con todo y sus hojas, solamente con agua purificada, teniendo mucho cuidado para no maltratarlas.

Sumerge las fresas durante 5 minutos en un recipiente con agua y unas gotas de microbicida.

Escurre las fresas.

Sumerge nuevamente las fresas en otro recipiente con agua purificada fría y caliéntalas durante 30 segundos en el horno de microondas.

Escúrrelas y déjalas secar sobre un lienzo limpio.

*Ahora que las fresas han quedado desinfectadas, puedes cortar el rabito. Si quieres las fresas enteras, una buena idea es meter desde abajo un popote para sacar el rabito completo.

 

  • Share